TOXINA BOTULÍNICA (BOTOX)

Toxina butolinica Botox

Relaja tus arrugas de expresión

La toxina botulínica, más conocida como Botox, es una proteína desnaturalizada. Hoy en día es el procedimiento estético más realizado en el mundo. El botox aplicado por profesionales es utilizado actualmente no sólo con fines estéticos consiguiendo óptimos resultados, sino que además es administrado en diferentes áreas médicas para determinadas patologías.

El botox se aplica mediante inyecciones en el área a tratar, y una vez que  penetra en el organismo, comienza relajar los músculos o bloquear determinados nervios lo que a nivel estético nos hace obtener los resultados deseados en la zona tratada.

¿Para qué sirve?

Las infiltraciones de Botox a nivel estético nos ayudarán a corregir las arrugas del entrecejo, las patas de gallo, de la frente o de la nariz.

Además mediante su aplicación por un experto en pequeños toques se puede obtener un efecto lifting para hacer que nuestro rostro tenga un aspecto más descansado y joven.

¿Cómo se administra?

Mediante su inyección en los músculos faciales específicos que queramos tratar  y a dosis mínimas y completamente seguras se lleva a cabo una relajación temporal de los mismos.

Este procedimiento es mínimamente invasivo, se realiza en aproximadamente 15 minutos, y es totalmente seguro y muy bien tolerado con escasos efectos secundarios.

No es necesario realizar ningún tipo de pre ni post tratamiento.

Contáctanos para una primera consulta gratuita

Para mejorar la experiencia de navegación, utilizamos cookies, como la mayoría de webs. Si continuas navegando entendemos que estás de acuerdo con nuestra política de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close